(02) 2999600 info@bde.fin.ec

Las nuevas instalaciones que en la actualidad posee la Universidad de Otavalo son producto de un trabajo coordinado y responsable entre las autoridades del Gobierno Nacional, de la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (SENESCYT), del Banco de Desarrollo del Ecuador (BDE) y de la Institución Educativa beneficiada. La ampliación de la infraestructura de este centro de estudios universitarios beneficiará a más de 1.300 estudiantes con espacios más cómodos y tecnológicamente equipados.

El proyecto, que mejorará la educación superior en la provincia de Imbabura y sobre todo en la región norte del país, se ejecutó con recursos financiados por el BDE por 993 mil dólares, incrementando el área académica en 7.255 m2.

FOTO: Pablo Jarrín / BDE

En esta obra, que genera 600 nuevas plazas para estudiantes, se construyeron 24 aulas, baterías sanitarias, vestidores y cafetería; adicionalmente, se extendió la biblioteca,  se readecuó  la cubierta del salón de uso múltiple y se ampliaron las áreas exteriores recreativas.

Los beneficios que busca el proyecto son mejorar los procesos pedagógicos y las condiciones de enseñanza del 100% de los universitarios, mediante la implementación de nueva infraestructura académica y deportiva. Además, de dotar de espacios modernos para los aspirantes que deseen ingresar a este establecimiento.

FOTO: Pablo Jarrín / BDE

Las autoridades que asistieron a la inauguración fueron Augusto Barrera, secretario Nacional de SENESCYT; Byron Ruiz, gerente general del BDE; Marisol Peñafiel, gobernadora de Imbabura; Antonio Romillo, rector encargado de la Universidad de Otavalo (E); Plutarco Cisneros, canciller de la Universidad de Otavalo; José Quimbo, vicealcalde de Otavalo; y Gem Viteri, gerente zonal del BDE.

El gerente general del BDE manifestó que este proyecto se enmarca en la filosofía de Gobierno, en las prioridades de gestión del Presidente y en las políticas públicas de la SENESCYT plasmadas en el PROEDUCA. “El crédito a la Universidad de Otavalo marcó un hito muy importante para el Banco, puesto que nos permitió identificar los nudos críticos para el otorgamiento de operaciones de crédito a las universidades en general , y a las universidades privadas en particular, lo cual contribuyó para que el Banco amplíe  su radio de acción, normalmente concentrado en los Gobiernos Autónomos Descentralizados y sus empresas, hacia  un segmento muy importante conformado por las instituciones de educación superior”.

FOTO: Pablo Jarrín / BDE

El canciller de la Universidad dijo: “Dos hechos de especial significación deben resaltarse en esta mañana; primero, las reformas a la ley de educación superior, destacándose la autonomía responsable de la educación en las universidades; y segundo, el extraordinario proyecto institucional financiado por el BDE… son muestras de la clara confianza que existe por parte del Gobierno Nacional para mejorar el desarrollo institucional, que beneficia íntegramente a los docentes y estudiantes”.

Por su parte, el secretario de la SENESCYT reconoció el gran trabajo del Dr. Byron Ruiz y de su equipo de trabajo. “Esto hace más de un año era impensable. Hoy, destacamos la honradez y los esfuerzos reales por transformar las instituciones educativas. La política ahora tiene otro significado y otro valor, con elementos que cambian la vida de la gente, uno de ellos es la educación como un recurso estratégico para el desarrollo de un país. La manera de ampliar y democratizar la educación superior es trabajar en conjunto con las universidades, sus autoridades, sus docentes y sus estudiantes”.

Comparte

Este contenido con tus amigos!