Lunes, 03 de mayo de 2021

Pichincha (Quito).- El Programa de Fortalecimiento de Servicios de Agua y Saneamiento (PFA) que impulsan la Unión Europea, el Banco de Desarrollo del Ecuador B.P. (BDE) y la Agencia Francesa de Desarrollo para sus beneficiarios, establece la obligación por parte de estos a presentar de manera semestral un informe de avance del Plan de Acción Priorizado y de Cumplimiento de Metas de los Indicadores de Gestión, de conformidad con el cronograma acordado dentro del Plan.

Es así que en fechas recientes se logró actualizar los indicadores de gestión a diciembre del 2019, se desarrolló la Autoevaluación de Desempeño y el Benchmarking Interno 2018 – 2019, propiciando la revisión integral del desempeño de los operadores en toda la cadena de valor en aspectos cuantitavos frente a resultados y en aspectos cualitativos concernientes al modo de gestionar procesos y recursos.

El PFA, para este ejercicio, tuvo como objetivos: fomentar una cultura de medición al interior de las Empresas y/o Direcciones Municipales, favorecer al análisis autocrítico frente a la exposición e interpretación de resultados del diagnóstico, y facilitar la identificación de áreas vulnerables, problemas o dificultades, con el planteamiento de medidas correctivas necesarias que van más allá de los proyectos que conforman la canasta del Programa BDE/AFD/UE-LAIF.

Con la suscripción de los Convenios de Cooperación de Asistencia Técnica entre el BDE y 11 beneficiarios, se comprometieron varios hitos de cumplimiento obligatorio, como el que los beneficiarios debieran incluir en su Planificación Presupuestaria el valor correspondiente al IVA que se requiere en calidad de contraparte para la adquisición de bienes y equipos, cuyos valores fueron transferidos al BDE por parte de todos los beneficiarios. De esta manera, se cuenta con el respaldo del IVA para continuar con la subvención que brinda el PFA.

Con estas acciones es claro que pese a las dificultades que se presentaron durante el inicio de la Emergencia Sanitaria, el PFA sigue firme en su intención de trabajar de manera constante y consistente con los beneficiarios, augurando de esta manera el éxito del programa y la consecución de las metas trazadas.