Viernes, 21 de mayo de 2021

Ibarra (Imbabura).- El gerente general del Banco de Desarrollo del Ecuador B.P. (BDE), Byron Pinos, acompañado por Gustavo Pilla, gerente de la Sucursal Norte, mantuvieron una importante agenda de trabajo en Ibarra, el viernes 21 de mayo.

El día de trabajo inició con la reunión de autoridades para la revisión del proyecto: “Construcción de captación, planta de tratamiento, tanques de reserva y líneas de conducción de agua cruda y potable hasta los tanques regionales de distribución del sistema de agua potable Pesillo-Imbabura”, obra financiada por el BDE en conjunto con la AFD por un monto total de USD 47.6 millones y que registra, hasta el momento, un avance global reportado de más del 44%. Este proyecto beneficiará a la población de los cantones de Cayambe, Pedro Moncayo, Otavalo, Antonio Ante e Ibarra.

Durante la visita a la ciudad, además, las autoridades del BDE junto al prefecto de Imbabura, Pablo Jurado, realizaron la suscripción del contrato de financiamiento para el “mejoramiento, ampliación y dotación de capa de rodadura definitiva de cuatro vías rurales en la provincia de Imbabura” por USD 9.3 millones.

Este financiamiento permitirá la implementación de la capa de rodadura definitiva y el mejoramiento de 4 vías: Ibarra- Yuracrucito, Rumipamba- Chirihuasi, Otavalo- Quichinche y San Antonio- Peguche, lo que beneficiará de manera directa a más de 315 mil habitantes de la zona que actualmente transitan por estas vías en mal estado y que no poseen señalización, obras de drenaje ni taludes estables.

El gerente general del BDE reconoció que este financiamiento es fruto del trabajo comprometido y responsable de la prefectura y permitirá la reactivación económica a través de la generación de empleo.

Por su parte, el prefecto agradeció el apoyo del BDE por sus acciones dirigidas para permitir que se cristalice el financiamiento de este crédito que mejorará la circulación en la zona norte del país, fomentando el turismo y fortaleciendo la seguridad vial.

De esa manera, este proyecto se convierte en un ejemplo más de las políticas públicas de apoyo del Gobierno Nacional, a través del BDE, para lograr un desarrollo sostenible y equitativo en sus poblaciones.