(02) 2999600 info@bde.fin.ec

Portoviejo (Manabí).- El Gobierno de Todos, a través del Banco de Desarrollo del Ecuador (BDE), financia la repotenciación de la planta de tratamiento de La Estancilla  beneficiando a más de 73.000 habitantes de los cantones Sucre, San Vicente, Tosagua, Bolívar y Junín, quienes mejorarán la dotación de agua potable.

La asignación de este crédito por USD 15’769.675 dólares a Manabí es una muestra más del compromiso firme del Gobierno Nacional por apoyar a la reconstrucción de esta importante provincia.  Este financiamiento forma parte de la Misión Agua y Saneamiento para Todos y tiene una asignación no reembolsable de 11’312.896 dólares. La obra permitirá generar de manera temporal 488 plazas de trabajo, mejorando la continuidad y cantidad, con una producción de 40.000 m3/día.

Carlos Julio Jaramillo, gerente general del BDE; Karina Bardellini, gerente de la zonal Manabí, Ramón González, alcalde de Bolívar; Kléber Solórzano, alcalde de Junín; Manuel Gilces, alcalde de Sucre; Rossana Cevallos, alcaldesa de San Vicente y Leonardo Sánchez, alcalde de Tosagua, participaron en la firma del convenio.

El proyecto contempla la construcción de las nuevas líneas de impulsión hacia Tosagua, Junín y Bolívar e incluye el mejoramiento de las unidades de producción 1, 2 y 3 y unidades de filtración rápida; construcción de cisterna de recolección de agua tratada; colocación de 8 mil medidores para los usuarios.

En los rubros para la línea de conducción, se ha considerado mejorar la estación de bombeo La Estancilla; construcción de línea de impulsión La Estancilla-Calceta; empate en tanque nuevo y hacia el tanque en Calceta. Mejoramiento de la línea de bombeo La Estancilla- y construcción de tanque elevado 100 m3 Tosagua; Construcción de tanques elevados de reserva de 50 m3 Las Guaijas y Los Corrales. Mejoramiento de las redes de distribución del cantón Junín.

La tubería que conduce el agua hasta Tosagua tiene aproximadamente 65 años de funcionamiento y las múltiples comunidades que se encuentran conectadas a esta línea hacen que la misma tenga pérdidas de carga dificultando la llegada del agua al tanque de reserva.

Se cuenta con la conducción que presta el servicio a Calceta y Junín en diámetros de 250 mm en hierro dúctil, los cuales son insuficientes, con una antigüedad de aproximadamente 48 años de construida.

¡BDE cambiamos positivamente la vida de la gente!

 

Comparte

Este contenido con tus amigos!